• 1

Opinión: Los pies en la tierra por Carlos Rodríguez Di Bella

Los pies en la tierra.

Por Carlos Rodríguez Di Bella.


Carlos“Multiplicar los pequeños éxitos es precisamente conseguir un tesoro tras otro, con el tiempo, uno se vuelve rico sin saber cómo ocurrió” Federico el Grande.

 Estimados lectores, con esta frase me permito agradecer la deferencia que este medio informativo me otorga; el día de hoy, abrimos un espacio de diálogo, de inclusión y de pluralidad, hablamos de  un tema por demás sensible para nuestra sociedad: Seguridad.

La seguridad atiende a distintas perspectivas, atravesando desde la percepción de un estado de tranquilidad y sentimiento de estabilidad emocional, hasta datos duros emitidos por instancias de orden mundial y de alto renombre e importancia para la política mundial; sin embargo,  esta ocasión hablaré del concepto de los principios de la seguridad y que son invariablemente,  los valores y la educación recibida en casa; es a través de la familia, del entramado del tejido social de nuestra comunidad y quienes la conformamos, que la seguridad tiene sus cimientos; cimientos que al paso de los años, las modificaciones en el modus vivendi de las personas, los componentes mercadológicos, la influencia externa de quimeras protagonizadas por la desinformación y el descredito de las instituciones, han generado esa pérdida generalizada de la percepción y la visión plena de la seguridad.

Esencial y de resultados probados será continuar trabajando en favor del Desarrollo Social, a través de enaltecer al Ser, generar personas de bien en nuestra familia y sociedad con educación en valores y comunidad, en dar y  actuar, no con acciones mecánicas y represivas, con señalamientos y creación de estereotipos de persona “buena o mala”.

El éxito de la seguridad empezará a verse reflejado en el momento, en que Sociedad y Gobierno, de manera conjunta, unamos esfuerzos a través de la verdadera y franca participación ciudadana; aceptando una convivencia armónica entre Estado y Comunidad, pasando de una conducta individualista a una colectiva, siendo incluyentes, tolerantes, participativos y sobre todo trabajando en recuperar los valores de la Familia.

Amables amigos, concluyo con este pensamiento deseando tengan una semana increíble, siempre con los pies en la tierra;  “No permitas que la furia y la tristeza vulneren tu espíritu, ama a los tuyos y respeta a los demás; recuerda que el valor más importante es la Familia y en tus manos está la posibilidad de colocar amor y comprensión”.

Hasta la próxima…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.