• 1

Opinión: Los Pies en la Tierra por Carlos Rodríguez Di Bella

Los Pies en la Tierra.

Por Carlos Rodríguez Di Bella.

“La salud humana es un reflejo de la salud de la tierra” Heráclito.

CarlosEstimado lector, es un placer estar de nuevo en este espacio compartiendo contigo la experiencia de tener los pies en la tierra, de saber que existe un espacio de comunicación en el que podemos compartir unos minutos de lectura y algunos otros espacios de reflexión.

En estos tiempos en los que se ha puesto en boga las amenazas epidemiológicas por distintos brotes de virus y epidemias como el “Ébola” y la Influenza “AH1N1”, es menester de todos como ciudadanos atender a las políticas de controles sanitarios que aplican las entidades de gobierno a través de las autoridades locales de salud.

El 29 de abril de 2009 la influenza AH1N1 era nombrada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se registra que el nacimiento de este virus inició en marzo, pero fue hasta abril que distintos gobiernos entre ellos el mexicano, comenzaron a hacer oficiales las declaraciones de emergencia y tomaron cartas sobre este hecho.

Seis días antes, Felipe Calderón en México ya había ordenado acciones como la suspensión de clases en todo el territorio nacional, la cancelación de actividades en sitios públicos, la difusión de información sanitaria y campañas de vacunación.

La cepa de influenza AH1N1 que surgió en 2009 se ha convertido en un virus estacional que circula principalmente en la época invernal, de diciembre a marzo.

En una publicación de la Secretaría de Salud, en marzo de 2014, se habían reportado 607 muertes en México, siendo la primera semana de enero la que reportó mayor índice de mortandad, lo que nos da un parámetro estadístico sobre las posibles fechas de los picos de contagio.

El H1N1 fue la cepa más común de gripe en la temporada 2013-2014, el hecho de que, quienes se habían vacunado previamente evito que se convirtiera en una pandemia, de acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y reportan una efectividad del notoria superior al 60%.

El virus es contagioso y puede diseminarse de persona en persona a través de fluidos, toser o estornudar, o con superficies y materiales contaminados (mesas, puertas, cubiertos, utensilios de cocina), o en espacios cerrados con poca ventilación.

Los síntomas son similares a los de la influenza estacional: fiebre mayor a 38 grados, tos, picazón de garganta, dolor muscular, dolor de cabeza, escalofríos y fatiga.

Los grupos más vulnerables para esta cepa son los niños de 6 meses a 5 años de edad, las personas mayores de 60 años y mujeres embarazadas, y el periodo de incubación es de 1 a 7 días y su periodo de transmisibilidad es desde un día antes de iniciar los síntomas hasta siete días en los adultos, y en los niños hasta 14 días.

En conclusión amable lector el virus de la Influenza AH1N1 es una enfermedad que se puede evitar y que permite que el desempeño de la vida cotidiana de un entorno continúe sin lamentar perdidas humanas, incluso de nuestros seres queridos, a continuación mencionó algunos puntos de prevención para esta temporada invernal

Vacúnate, lávate las manos constantemente, evita fumar, mantén tu distancia, evita tocar tu boca y nariz, limpia y desinfecta superficies y objetos susceptibles de contaminarse.

La salud es responsabilidad de todos, opera de una manera responsable, ocúpate de ti y tu familia, tus compañeros de trabajo y disfruta de estas fechas venideras, siempre tomando en cuenta tu bienestar.

Amigo lector me despido y te recuerdo que espero tus comentarios en mi correo electrónico carlosdibella@me.com o mi cuenta de twitter @fenixtroy, excelente semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.