• 1

Opinión: «Los gastos de campaña una vergüenza para México» por América Vizcaíno

Los gastos de campaña una vergüenza para México

Por América Vizcaíno.

ame7De nuestros impuestos se asignan a los partidos políticos millonarias cantidades para elegir a nuestros candidatos, pero si nuestro país está en crisis económica y «se redujo» el gasto público ¿los partidos están haciendo ahorros para no dilapidar el patrimonio del erario público? ¿O van a gastar todo lo que les damos? ¿Existirá algún caso en el que los partidos devuelvan lo que no gastaron?

¿Lo mismo se aplicará para los programas de gobierno? vistas de esa forma, las elecciones son como programas de gobierno, se solicita presupuesto y este debe gastarse en su TOTALIDAD el mismo año en el que fue entregado, por ello lo que observamos cada elección son gastos exuberantes de campaña, desperdicio de boletas, compra de espectaculares, pintas de bardas, compra de camisetas, gorras, plumas, balones, etcétera.

Se compra propaganda, votos, se venden ideas y se gastan TODO y nuestro país en CRISIS; se reduce presupuesto público, se hacen recortes de programas de gobierno, disminuirán los apoyos a empresas, disminuirán presupuesto para proyectos, estos recortes al presupuesto lo viviremos en todos los sectores, todos deberemos sacrificar algo, ¿y los partidos? ¿Continuarán con el desperdicio, los gastos de campaña, la propaganda y continuarán dilapidando el erario público?

¿Se necesita gastar tanto en las campañas? ¿En momentos como los que vivimos por la crisis económica nacional e internacional que sume a nuestro país en grandes dilemas, no debería preverse en la ley, la reducción de los gastos de campaña? ¿No es la primera vez que México está en crisis, lo ha estado en cada administración desde hace muchos años y no existen previsiones para reducir gastos de campaña?

La austeridad con la que México debe administrarse, obliga a mirar los gastos de campaña como gastos suntuosos y arrogantes que se entregan a los partidos despreciando las necesidades económicas de más del 70% de la población. Es una vergüenza que cuando millones de mexicanos no tienen ni para comer, se desperdicie de manera tan dolorosa el gasto público.

Muchos países ven a México como un país de contrastes, como un país del inframundo, donde la «riqueza» nacional, se arroja como arroz a los partidos, parece ser que estamos destinados a mantener con gran esfuerzo el «avance «de México, a soportar que en cada administración el gasto y la deuda pública sean mayores que las anteriores. ¿Por qué en cada administración se crean, se abandonan o se transforman instancias de gobierno, se crean y se renuevan partidos?

La crisis de México, no la viven los partidos, son como entidades paraestatales ciudadanizadas, se les da un enorme presupuesto a grupos organizados de ciudadanos, que mantienen una «ideología, con la que van a salvar a México» y que por esa » ideología» forman partidos de «oposición» para frenar el deterioro económico de México.

Hace décadas que no conozco a ningún partido de oposición, el deterioro moral, institucional, financiero, social, económico, ambiental, etcétera ha continuado agravándose sin importar el partido al que pertenecen nuestros gobernantes.

Los partidos de oposición, no se oponen, acuerdan, ¿por qué debemos pagarles costosísimas campañas, estando nuestro país hundiéndose en una crisis que durará muchos años? ¿Qué heredáremos a nuestros hijos?, la cordura ante una crisis económica entre otras cosas exige AUSTERIDAD, son los ciudadanos que no tienen un empleo digno ni un salario decente, quienes viven con austeridad, quienes ven los gastos de campaña como una afrenta.

Los miembros de los partidos, deben ser congruentes con la realidad económica nacional y ajustar los gastos de campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.