• 1

Opinión: Hablando de Mascotas «Beneficios de la esterilización en perros y gatos machos» por Aynne Soto

Hablando de Mascotas 

Beneficios de la esterilización en perros y gatos machos

Por Aynne Soto. 

A1En los últimos años nuestra sociedad empieza a concientizarse más en cuanto a la “cultura” que se tiene en cuanto a ser “dueños responsables” de mascotas. Esto implica desde el momento en que se toma la decisión de adquirir un nuevo integrante de cuatro patas, puesto que un porcentaje muy alto de personas deciden como primer opción adoptar una mascota, ya sea en un refugio o incluso recogerlos de la calle, con respecto a la medicina preventiva (vacunas y controles parasitarios) y muy recientemente el tema de la esterilización como cirugía electiva (se decide por “beneficio” no por circunstancia medica) ha ido en aumento en los últimos años.

Cada día, son más y más los dueños que están decidiendo “esterilizar” a sus mascotas, incluso a muy corta edad (cosa que hace 10 o 15 años no se veía). Pero en el mismo concepto existen muchas preguntas y dudas acerca de los beneficios, riesgos o complicaciones que se puedan tener durante o después del procedimiento quirúrgico. Intentaremos de una manera sencilla tratar de aclarar las más comunes, teniendo como referencia que estamos hablando exclusivamente de perros y gatos MACHOS, más adelante retomaremos el tema con las hembras, puesto que aun cuando las ventajas y desventajas con muy similares, es importante dedicarles su espacio a cada lado, pues existen ciertas características importantes que las diferencian.

Comencemos.

¿Qué hacer antes de la cirugía?

Muy importante platicar con el médico veterinario, aclarar todas las dudas que se tengan y sentirse con la confianza de que nuestra mascota estará bien; dependiendo de la edad de la mascota se podrá platicar de los riesgos tanto anestésicos y quirúrgicos (que son mínimos) y en caso de que se juzgue conveniente, se podrá sugerir realizar ciertas pruebas de laboratorio. Podremos agendar una cita para la cirugía y nos brindara ciertas recomendaciones para ese día, entre ellas un ayuno de mínimo de 8 horas de alimento sólido.

¿Y el día de la cirugía?

Es un procedimiento sencillo, se anestesia al paciente, y le son extirpados los dos testículos. Dependiendo de la raza o tamaño de la mascota el procedimiento puede durar entre 15 y 30 minutos como máximo, se realiza la aplicación de antibiótico y analgésico, se coloca un cicatrizante y normalmente el paciente suele darse de alta ese mismo día. En algunas ocasiones se sugiere que permanezca al menos 24 horas, para valorar la posibilidad de un collar isabelino si es que la mascota presenta mucha insistencia en querer lamerse o quitarse los puntos.

¿Después de la cirugía?

Los cuidados realmente son pocos, se prescribe analgésico y antibiótico vía oral por lo menos 3 días más (depende del medicamento recetado) y la aplicación de un cicatrizante sobre la herida. En 5 o 7 días son retirados los puntos, en este tiempo se sugiere reposo moderado y en caso de ser necesario el uso del collar isabelino.

Ahora hablemos de los Beneficios de Esterilizarlos.

• Reducimos en un cien por ciento tumores en testículos.
• Se reduce drásticamente la probabilidad de alguna patología prostática (tumores, quistes, abscesos).
• No contraerá enfermedades de transmisión sexual.
• Se evitan “fugas” o “extravíos” por querer buscar “hembras en celo”, puesto que las detectan a ¡kilómetros de distancia!
• Se evitan peleas callejeras con otros machos por alguna hembra en celo que ronde cerca.
• Se evitan gestaciones “no deseadas” y por ende reducimos el número de perros que puedan terminar en la calle.
• El tratamiento para la gran mayoría de las patologías prostáticas (las cuales suelen presentarse en mascotas mayores de 7 años) es la castración. (Las cuales se podrían evitar si se hubiera castrado a menor edad).

Tenemos otra línea de Beneficios conductuales, que nos pueden brindar la castración, sin embargo es importante aclarar, que la cirugía NO GARANTIZA estos cambios, las probabilidades son muy elevadas, sin embargo cuando nuestras mascotas ya tienen mucho tiempo con ciertas “actitudes” terminan convirtiéndose en “hábitos”, que incluso la cirugía no lograra quitar. Estos beneficios son los siguientes:

• Disminuye o elimina comportamientos de agresividad y dominancia, por lo tanto las peleas.
• Disminuye o elimina el “marcaje” (orinar por todos lados, demostrando que ese territorio es suyo).
• Disminuye o elimina la ansiedad “sexual”: andar “montando” personas, juguetes, muebles y todo lo que sea posible.
• Disminuye o elimina los “maullidos” excesivos (obvio solo en gatos).

Aun cuando ya platicamos de todas las ventajas, siempre hay una pregunta muy importante ¿pero mi perro/gato engordara que no? Pues bien, aun cuando efectivamente después de la cirugía el metabolismo de los perros/gatos se hace más lento y por lo tanto sus requerimientos nutricionales son menores, la cirugía como tal no es lo que ocasiona la obesidad, lo puede hacer predisponente, pero lo que la ocasiona es una ingesta excesiva de alimento y una disminución en la actividad física. Así que la obesidad puede ser prevenida ofreciendo alimento bajo en calorías y siguiendo (o implementando) actividad física en la rutina diaria. De manera general sugiero no realizar ningún cambio los primeros meses, en vez de eso realizar un control de peso, pesarlo el día de la cirugía y cada mes por los siguientes tres meses, si no vemos un aumento significativo, no realizar cambios y continuar con el control de peso bimestral al menos 6 meses más. En cambio si vemos un aumento, si cambiar el alimento a uno de prescripción bajo en calorías.

Otra pregunta importante es ¿Cuál es la mejor edad para realizar la cirugía? Esta es una ¡gran pregunta! puesto que realmente no hay un estándar oficial, en los países de Europa se suele esperar al inicio de la edad reproductiva (aproximadamente a los 6 meses de edad), en el vecino país del norte, la realizan incluso desde los 2 meses de edad. Así que realmente ni entre veterinarios hay un estándar oficial. Yo sugiero, que si la cirugía ya se decidió desde que es cachorro, esperemos a que tenga su cuadro de vacunación y control parasitario completo y después realicemos la cirugía (aproximadamente entre el cuarto y quinto mes de vida) y si ya es una mascota adulta, pues solo habrá que cerciorarnos que se encuentre en buen estado de salud y agendar la cita.

Esperando haber logrado aclarar sus dudas, nos leemos el próximo viernes.

“Si tu perro esta gordo… tú no estás haciendo suficiente ejercicio”
Leído en algún lugar.

Tarjeta Aynne

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.